Calidad Educativa EJFS

LICENCIATURAS

CONOCE NUESTRA OFERTA ACADÉMICA

Comunidad EJFS

Comunidad EJFS

DESDE LA OFICINA DEL RECTOR

 

REFLEXIÓN

Muy buenos días:

Quiero compartirles algunas reflexiones acerca de uno de los valores y cualidades más importantes: el respeto, fundamental para lograr una convivencia pacífica en sociedad.

La palabra respeto proviene del latín respectus, que significa ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’ o hacia atrás, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto.

Tomando en consideración lo anterior, debemos tener presente que cultivar un sentido de respeto hacia sí mismo empieza con reconocerse como un ser exclusivo, necesario para desarrollar nuestro potencial y construir interrelaciones sanas.

El respeto comienza por la consideración a nosotros mismos. Debemos tratarnos con la misma amabilidad con la que debemos respetar a otros. Solo conociendo el autorrespeto podremos ser capaces de tratar a otros de la misma forma.

Es así que el respeto es una parte esencial de la comunicación efectiva, las relaciones saludables y el desempeño en la vida y el trabajo.

El respeto es un valor esencial para las sociedades humanas y está presente en todas las áreas de nuestras vidas. Nos impulsa a relacionarnos con los demás con amabilidad y consideración, a tratarnos bien a nosotros mismos, y a valorar y cuidar el entorno que nos rodea.

Alguien que tiene auto respeto y se trata con amor, va a ser más tolerante con los otros.

La tolerancia invita a respetar y entender los valores de los demás, lo que no implica aceptar aquellos que atropellan los derechos de los otros, es decir, preservando la dignidad de los demás.

La dignidad es otro gran elemento, algo que todos tenemos y podemos confundirlo con el orgullo o vanidad, y por el contrario, la dignidad es un sentimiento de valor propio; el ser humano en su actuación debe ser libre y respetado, sobre todo por sí mismo.

De tal forma que, si respetamos las diversas formas de pensar o actuar, sin que éstas causen un daño, estaremos practicando el respeto y fomentando una sana convivencia, lo cual motivará la práctica de otros valores.
No perdamos de vista que el respeto se practica en todas las actividades que realizan las personas en el ámbito familiar, social, escolar, laboral, con los amigos, etc.

Es por ello que les invito, además de reflexionar sobre el valor del respeto, a ponerlo en práctica en nuestra vida diaria.

Asimismo, queda la invitación para todo aquel que quiera contribuir escribiendo un comentario o reflexión acerca de este tema u otro diverso. Será muy interesante contar con sus opiniones, con el propósito de intercambiar puntos de vista, y que nos permita activar la comunicación con nuestra comunidad educativa.

Que tengan un excelente día.

Muy buenos días:

Como lo comenté en la anterior publicación y dando continuidad a la propuesta de escribir sobre valores, hoy quiero señalar un valor universal y plataforma de los derechos humanos, del que poco se menciona, pero trascendente, LA DIGNIDAD.

Démosle el valor que le corresponde, recordando que cada uno de nosotros contamos con este valor intrínseco al que debemos cuidar.

Queda la invitación para seguir contando con sus valiosas aportaciones, colaborando así para ser mejores.

 Muchas gracias

Muy buenos días:

Hoy comparto con ustedes algunas reflexiones sobre la HONESTIDAD.

De acuerdo al diccionario, es cualidad de honesto.

HONESTO, conforme a lo que exige el pudor y la decencia o las buenas costumbres. 2- Honrado, incapaz de robar, estafar o defraudar. 3- Razonable, moderado.

Es decir, la honestidad es el ejercicio de ser honesto, un conjunto de atributos de la persona que la hace confiable; podemos señalar que quien es honesto, nunca buscará una utilidad indebida, no mentirá, ni traicionará, y siempre actuará con recato y razonamiento moderado, por tal motivo es indispensable ejercer la honestidad. El tema de la honestidad está íntimamente ligado al del honor, del que posteriormente hablaremos, así como de la dignidad, tema que ya hemos mencionado.

Quien es honesto no miente, ni traiciona, actúa con responsabilidad.

Imaginemos una población donde los habitantes obran con honestidad; se evitarían temores y se ocuparían más en las actividades de producción y recreación, que de protección.

Por ello, resulta indispensable trabajar en el fortalecimiento de nuestros valores, hacer su ejercicio habitual; solo así lograremos una mejor sociedad.

Gracias

Esta reflexión tiene por objeto invitar a practicar la responsabilidad, la solidaridad y la bondad. Nos acercamos a fechas en las que se realizan tradicionales celebraciones con fiestas y abundantes comidas, por tal motivo, es pertinente observar lo que sucede alrededor.

No es una reflexión para buscar culpables o explicar diferentes situaciones económicas, no; solo es una invitación a reflexionar en el hambre que padecen muchas personas y las consecuencias que produce.

Cuando se ha padecido hambre, no solo implica el dolor físico, sino la gran herida tatuada en los sentimientos de las personas, el sentimiento de miedo por la incertidumbre ante la dramática situación que viven.

Ninguna persona debería morir por hambre; la más cruel de las injusticias la comete quien desdeña, desperdicia y tira los alimentos, mientras que, por otro lado, están las personas que padecen hambre, e incluso llegan a morir por ello.

Ojalá y la conciencia de las personas, en congruencia con las celebraciones de una feliz navidad y deseo de próspero nuevo año, provoque que esta gran desigualdad no prevalezca, y en la medida de las posibilidades de cada quien, se pueda evitar el desperdicio de alimentos, y compartir con quien lo necesita.

El compartir con quien necesita, no solo ayuda a mitigar esta situación, también genera bienestar en quien comparte.

DESDE LA OFICINA DEL RECTOR

 

REFLEXIÓN

Muy buenos días:

Quiero compartirles algunas reflexiones acerca de uno de los valores y cualidades más importantes: el respeto, fundamental para lograr una convivencia pacífica en sociedad.

La palabra respeto proviene del latín respectus, que significa ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’ o hacia atrás, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto.

Tomando en consideración lo anterior, debemos tener presente que cultivar un sentido de respeto hacia sí mismo empieza con reconocerse como un ser exclusivo, necesario para desarrollar nuestro potencial y construir interrelaciones sanas.

El respeto comienza por la consideración a nosotros mismos. Debemos tratarnos con la misma amabilidad con la que debemos respetar a otros. Solo conociendo el autorrespeto podremos ser capaces de tratar a otros de la misma forma.

Es así que el respeto es una parte esencial de la comunicación efectiva, las relaciones saludables y el desempeño en la vida y el trabajo.

El respeto es un valor esencial para las sociedades humanas y está presente en todas las áreas de nuestras vidas. Nos impulsa a relacionarnos con los demás con amabilidad y consideración, a tratarnos bien a nosotros mismos, y a valorar y cuidar el entorno que nos rodea.

Alguien que tiene auto respeto y se trata con amor, va a ser más tolerante con los otros.

La tolerancia invita a respetar y entender los valores de los demás, lo que no implica aceptar aquellos que atropellan los derechos de los otros, es decir, preservando la dignidad de los demás.

La dignidad es otro gran elemento, algo que todos tenemos y podemos confundirlo con el orgullo o vanidad, y por el contrario, la dignidad es un sentimiento de valor propio; el ser humano en su actuación debe ser libre y respetado, sobre todo por sí mismo.

De tal forma que, si respetamos las diversas formas de pensar o actuar, sin que éstas causen un daño, estaremos practicando el respeto y fomentando una sana convivencia, lo cual motivará la práctica de otros valores.
No perdamos de vista que el respeto se practica en todas las actividades que realizan las personas en el ámbito familiar, social, escolar, laboral, con los amigos, etc.

Es por ello que les invito, además de reflexionar sobre el valor del respeto, a ponerlo en práctica en nuestra vida diaria.

Asimismo, queda la invitación para todo aquel que quiera contribuir escribiendo un comentario o reflexión acerca de este tema u otro diverso. Será muy interesante contar con sus opiniones, con el propósito de intercambiar puntos de vista, y que nos permita activar la comunicación con nuestra comunidad educativa.

Que tengan un excelente día.

Muy buenos días:

Como lo comenté en la anterior publicación y dando continuidad a la propuesta de escribir sobre valores, hoy quiero señalar un valor universal y plataforma de los derechos humanos, del que poco se menciona, pero trascendente, LA DIGNIDAD.

Démosle el valor que le corresponde, recordando que cada uno de nosotros contamos con este valor intrínseco al que debemos cuidar.

Queda la invitación para seguir contando con sus valiosas aportaciones, colaborando así para ser mejores.

 Muchas gracias

Muy buenos días:

Hoy comparto con ustedes algunas reflexiones sobre la HONESTIDAD.

De acuerdo al diccionario, es cualidad de honesto.

HONESTO, conforme a lo que exige el pudor y la decencia o las buenas costumbres. 2- Honrado, incapaz de robar, estafar o defraudar. 3- Razonable, moderado.

Es decir, la honestidad es el ejercicio de ser honesto, un conjunto de atributos de la persona que la hace confiable; podemos señalar que quien es honesto, nunca buscará una utilidad indebida, no mentirá, ni traicionará, y siempre actuará con recato y razonamiento moderado, por tal motivo es indispensable ejercer la honestidad. El tema de la honestidad está íntimamente ligado al del honor, del que posteriormente hablaremos, así como de la dignidad, tema que ya hemos mencionado.

Quien es honesto no miente, ni traiciona, actúa con responsabilidad.

Imaginemos una población donde los habitantes obran con honestidad; se evitarían temores y se ocuparían más en las actividades de producción y recreación, que de protección.

Por ello, resulta indispensable trabajar en el fortalecimiento de nuestros valores, hacer su ejercicio habitual; solo así lograremos una mejor sociedad.

Gracias

Esta reflexión tiene por objeto invitar a practicar la responsabilidad, la solidaridad y la bondad. Nos acercamos a fechas en las que se realizan tradicionales celebraciones con fiestas y abundantes comidas, por tal motivo, es pertinente observar lo que sucede alrededor.

No es una reflexión para buscar culpables o explicar diferentes situaciones económicas, no; solo es una invitación a reflexionar en el hambre que padecen muchas personas y las consecuencias que produce.

Cuando se ha padecido hambre, no solo implica el dolor físico, sino la gran herida tatuada en los sentimientos de las personas, el sentimiento de miedo por la incertidumbre ante la dramática situación que viven.

Ninguna persona debería morir por hambre; la más cruel de las injusticias la comete quien desdeña, desperdicia y tira los alimentos, mientras que, por otro lado, están las personas que padecen hambre, e incluso llegan a morir por ello.

Ojalá y la conciencia de las personas, en congruencia con las celebraciones de una feliz navidad y deseo de próspero nuevo año, provoque que esta gran desigualdad no prevalezca, y en la medida de las posibilidades de cada quien, se pueda evitar el desperdicio de alimentos, y compartir con quien lo necesita.

El compartir con quien necesita, no solo ayuda a mitigar esta situación, también genera bienestar en quien comparte.

¿por qué somos tu mejor opción?

¿por qué somos tu mejor opción?

Forma parte de nuestra comunidad académica
Forma parte de nuestra comunidad académica

  Inscripciones abiertas

  Inscripciones abiertas

      «FORMANDO PROFESIONISTAS QUE NOS ENORGULLECEN»
      «FORMANDO PROFESIONISTAS QUE NOS ENORGULLECEN»